Protocolo de seguridad ante invasión extraterrestre

El 2017 sería el año de la llegada a la tierra de seres intergalácticos. Que hacer frente a una invasión. El plan secreto del gobierno para enfrentar la crisis.

Motivado por aquello que contó Ana Loyola, conductora del programa “Ruido” que se emite por la Radio Pública de Marcos Paz,  acerca de los caciques intergalácticos, el polvo de estrellas, el Uritorco y todo lo que tenga que ver con la vida en el resto del universo,  me puse a investigar un poco sobre los alienígenas y su posible llegada a la tierra.

Parece ser que éste es el año de la invasión, llegada que por otra parte muchos esperan ansiosos puesto que la soledad, según el flaco Spinetta, es un extraterrestre que no está.

Es cierto. Al hombre no le gusta estar solo. Sobre todo ahora en tiempos de redes sociales. Fíjense que todo el mundo se desespera por un “me gusta” en cualquier publicación que se realice sobre esa vida ficticia que todos llevamos en Facebook, por solo nombrar alguna de ellas.  

Antes una persona  estaba sola y... Estaba sola. Ahora redes mediante al menos cree no estarlo. Una gran mentira pero si tiene 300 amigos en el facebook,  listo. Solucionada su soledad.

Más allá de la compañía familiar, uno siempre tiene la necesidad de pertenecer a grupos sociales para, de esa manera, no sentirse solo.

Eso en lo individual. Pero en lo colectivo parece que no alcanza. Fíjense que, como comunidad, necesitamos también ser parte de un municipio, de una provincia, de una nación, de una región etc, etc, etc.

Pero ¿Es suficiente ser considerado ciudadano del mundo para no sentirse solo? No.  Aun así la humanidad se siente vacía. Me atrevería a sostener que los grandes males de la humanidad obedecen a las cagadas que se manda uno por estar solo en el universo.

Es ahí donde surge la idea, o la necesidad de no estar solos,  pero no ya en el mundo sino en el cosmos.

Todos, inconscientemente al menos, estamos esperando la llegada de los extraterrestres de quienes creemos aprenderemos un montón de cosas que la humanidad, o mejor dicho, que los errores de la humanidad nos han enseñado pero que aun no hemos ejercitado.  

Ahora bien. Imaginen Uds. que pasaría si un día nos levantamos y vemos que el cielo está poblado de naves espaciales, platos voladores o lo que sea que venga de otro mundo. ¿Qué haríamos?

Como procederíamos  en caso de tener un encuentro cercano del tercer tipo. O sea, que carajo hacemos si cuando abrimos la puerta para ir a laburar nos encontramos con un marciano que nos pide 10 pesos “pa la birra”.

Seguramente aparecerán, según el interlocutor, un montón de acciones individuales.
Está el que te dice “yo salgo corriendo”, otro que se haría el valiente y trataría de entablar algún tipo de conversación al estilo tarzán: “Yo terrícola, Tu extraterrestre”, o algo así como “que haces chabón, ¿todo bien? ¿La patrona?”

Todo eso con el consabido riesgo de que te desintegren en 3 segundos meándote con pis radioactivo.

Como soy periodista, de esos comprometidos con la realidad social, no me quedé con las acciones individuales porque esto, una invasión, nos compete a todos, y todas, ya que sería una cuestión de estado o, si se quiere, de seguridad nacional.

Entonces empecé a mover mis contactos porque quería tocar el fondo de la cuestión. Y llegué hasta la mismísima ministra de inseguridad nacional.

Esta alta fuente gubernamental, que prefirió mantener su nombre en reserva, me dijo que hay una serie de medidas que ya se estarían tomando a fin de prevenir una invasión hostil. O sea que si no se puede evitar la misma que al menos sea pacífica y para intercambiar culturas y aprendizajes.

La más importante de todas es el lanzamiento, gracias a la tecnología aplicada al Arsat I y II, de una sonda espacial que contendría algunos casettes de La Mona Gimenez , los Pibes Chorros, los Manceros Santiagueños y Sabú. Algunas declaraciones de Gómez Centurión y fotos sexys que  Lilita Carrió y Cristina se habrían sacado juntas a orillas del Riachuelo a la altura de Dock Sud.

Algunos rumores sindicaban que también habría imágenes de Fede Bal y hasta una escena de “Los Ricos no piden Permiso”, en la que Gonzalo Heredia daba rienda suelta a su versatilidad actoral, pero esto no fue confirmado.

Si después de todo esto los marcianos deciden invadir igual, se estaría diseñando un protocolo de seguridad Anti extraterrestres que, una vez aprobado por la comisión de presupuesto y hacienda y la comisión de fiestas patronales del Congreso, sería publicado en la pagina del ministerio si es que antes no le hakean la cuenta a Patri.
N.H.P.  - No hay Problema! -  es la sigla con la que el gobierno identifica al ultra secreto “Protocolo de Seguridad ante la invasión Alienígena” al que este medio tuvo acceso exclusivo.

En él se enumeran una serie de medidas a tomar por todos los habitantes de la República Argentina.

1 - Todos los twitteros deberán postear  “MARCIANOS GO HOME”  bajo el hashtag  #ETGATO

2 - Los usuarios de facebook tendrán que  publicar una foto de Oriana Junco con la leyenda “ASI QUEDAN LOS MARCIANOS DESPUES DE PISAR LA TIERRA, COMENTA AMEN” .

3 - Las conversaciones con los alienígenas serán llevadas adelante solo por personal autorizado, previamente capacitado por Durán Barba. De esta manera podríamos decirles un montón de cosas sin decirles nada.

4 - Acorde a la posibilidad de un nuevo gobierno, a manos de los extraterrestres, la señal de TN “acompañará los primeros meses de gestión”,  emitiendo durante 48 Hs una maratón de la serie Alf.

5 – Massa, Stolbizer Y Scioli harán lo debidamente necesario para llevar adelante una “oposición responsable”

Por último el protocolo recomienda encomendarse a dios aunque, sabido es,  que éste es extraterrestre y atiende en otra galaxia.